23.5.16

Los beneficios de contratar a un entrenador personal

 

¿Quién no se ha apuntado alguna vez al gimnasio y lo ha acabado dejando al poco tiempo? De hecho, ¿a quién no le pasa cada mes de enero o cada “operación bikini”?

Lo realmente difícil de practicar deporte es hacerlo regularmente; es decir, incluirlo en nuestro día a día de manera de que se convierta en una de nuestras prioridades vitales. Pues sin duda, es la mejor manera de mantenernos saludables y en forma, amén de la especie de adicción que provoca esa descarga de adrenalina que nos permite sentirnos como nuevos tras una buena sesión de ejercicios, una carrera o una clase que nos ha hecho sudar hasta la última gota de agua de la que se compone nuestro cuerpo. 



Pero, ¡ay! qué suplicio hasta llegar a ese punto de no retorno. Y es aquí, cuando tenemos que plantearnos (seriamente) contratar a un entrenador personal, porque son muchos los beneficios que aporta, se tenga el nivel que se tenga. Incluso si eres un deportista habitual, ya que en muchas ocasiones caemos en una serie de repeticiones que nos llevan a aburrirnos, el cuerpo se acostumbra y ya no experimenta esa sensación de explorar sus límites.

Ahorro de tiempo

El “no puedo ir al gimnasio porque salgo tarde del trabajo” ya no es una excusa. Los horarios se diluyen con los entrenadores personales, ya que estos se desplazan hasta tu casa o hasta el lugar que se elija de mutuo acuerdo, como un parque o una zona amplia donde poder correr y realizar diferentes ejercicios. Un entrenador se adecua a tus horarios, así que punto positivo para contratarlo.

Eficacia

Por mucho que vayas al gimnasio, no conseguirás tus objetivos si no realizas los ejercicios o los planes de entrenamiento correctamente. Aspecto que no te ocurrirá con un entrenador personal, ya que estará pendiente en cada momento de que entrenas correctamente y vayas superando los obstáculos hasta conseguir tus metas.

Resultados

Con un entrenador personal pendiente de ti, en todo momento, solo conseguirás los mejores resultados, ¡y en menos tiempo!

Seguridad 

Una incorrecta realización de los ejercicios puede llevarte a lesiones o daños, pero con un control tan cercano de una persona experta estás a salvo.  Además de que te ayudará, en caso de que tengas alguna molestia, recomendándote que dejes de entrenar algunos días, permitiéndote así que no te lesiones más  y acabes por tener que abandonar el entrenamiento.

Aprendizaje

Un entrenador corregirá tus malos hábitos posicionales, de entrenamiento e incluso alimenticios, así que sin duda acabarás por aprender a cuidarte por ti mismo, no solo por fuera sino también por dentro.

Variedad

Caer en la misma rutina de entrenamiento solo te llevará a aburrirte y a que tu cuerpo se acostumbre y por lo tanto no avance. Tu entrenador personal siempre te propondrá nuevas rutinas y entrenamientos para que tu motivación no caiga en ningún momento y tu cuerpo realice realmente el esfuerzo que necesite para mejorar.


¿Te animas entonces a contratar a un entrenador personal? ¡En Zaask están los mejores! Así que no dudes en contactarles y tu cuerpo te lo agradecerá.


Pics from Zaask 


F O L L O W   M E   O N
Facebook  |   Bloglovin  |   Twitter  |   Instagram


1 comentario :