8.6.16

Las 8 cosas que le pasarán a tu piel si no la limpias (bien)

Las 8 cosas que le pasarán a tu piel si no la limpias bien

Para lucir piel bonita, lo primero y fundamental que hay que hacer es desmaquillarla y limpiarla en profundidad todos los días. Porque sin limpieza, no hay belleza. 

Y no hablo de lavarla solo con agua y jabón (de forma rapidita), cuando podemos o nos acordamos... hablo de utilizar, diariamente, productos adecuados para que, penetren y arrastren impurezas sin resecar la piel. Además hay que hacerlo tanto por la noche (para eliminar no solo restos del maquillaje, también sudor y polución acumulados durante el día) como por la mañana (para quitar los residuos de las cremas nocturas, las células muertas y el sebo generado mientras dormimos)

Yo lo hago desde siempre, no me he ido nunca a dormir con el maquillaje (sí, nunca, por muy cansada que estuviera) y cuando me he hecho algún diagnóstico de la piel siempre me han dicho que se nota que me la limpio muy bien. Suelo ser bastante fiel a los productos que me gustan aunque, de vez en cuando, incluyo alguna novedad en mi ritual beauty. Ahora estoy utilizando el desmaquillador de ojos (waterproof) de Sephora alternado con el Gel Miscelar (waterproof) de Aderma, la leche limpiadora de María Galland y el agua limpiadora micelar de Armonía (los días que tengo tiempo y alargo con ligeros masajes el ritual de limpieza) y el nuevo desmaquillador bajo la ducha de Nivea (cuando voy volada por las mañanas)

Las 8 cosas que le pasarán a tu piel si no la desmaquillas


De verdad que es fun-da-men-tal desmaquillarnos y limpiar bien nuestra piel porque si no lo hacemos, estas son las 8 cosas que nos pasarán:

Deshidratación. Si no retiramos la suciedad que se adhiere a la piel, su barrera de protección natural se desequilibra y pierde la capacidad para retener agua. 

Aparición de manchas. Las partículas contaminantes combinadas con el sol, provocan hiperpigmentación. Si no las limpiamos diariamente, se irán acumulando y darán lugar a las machas.

Poros abiertos y puntos negros. Sin una limpieza diaria y adecuada a nuestro tipo de piel, se dilatan los poros (aparición de espinillas) y se obstruyen (aparición de puntos negros). 

Pérdida de luminosidad. Los radicales oxidan las células de nuestra piel, consiguiendo que por acumulación vaya teniendo, poco a poco, un tono más opaco.

Generación de arrugas. Cuando estos radicales atacan, el colágeno y la elastina (tensores de nuestra piel) se ven afectados y empiezan a aparecer arrugas. 

Envejecimiento prematuro. Tanto si usas maquillaje, como si eres de las que defiende ir con la cara lavada, necesitas limpiar la piel todos los días, ya que uno de los principales causantes del envejecimiento prematuro es la contaminación.

Sequedad en los párpados y debilitación de las pestañas. Al igual que la piel, es fundamental desmaquillarse bien los ojos. El cúmulo de maquillaje y cremas reseca los párpados y debilita el crecimiento de las pestañas.

Labios resecos y con grietas. Los labiales (sobre todo los que tienen muchas pigmentación) pueden provocar sequedad en los labios y la consiguiente aparición de grietas. Además de su correcta limpieza, es recomendable exfoliarlos una vez a la semana y aplicar un bálsamo para hidratarlos.



Pics: Pinterest & me


F O L L O W   M E   O N
Facebook  |   Bloglovin  |   Twitter  |   Instagram



1 comentario :