15.12.14

Mi pelo. Mi Babyliss París. Y yo.


Cada persona tenemos algo que nos caracteriza y, normalmente, ese algo nos gusta. Esa parte de nuestro cuerpo en la que pensamos siempre, en primer lugar, cuando nos preguntan qué cosa elegiríamos de nosotros mismos. La mía es el pelo.

Tuve suerte, nací con pelazo. Y, aunque los años no perdonan, sigo teniendo buen pelo. Mientras otras personas se fijan primero en los ojos o en las manos... yo, en lo primero que me fijo de una mujer es en el pelo. Tal vez por eso valore (mucho) mi suerte y me sienta orgullosa de él tal cual es sin tintes, ni mechas, ni drásticos cambios de look que van dictaminando las tendencias a golpe de temporada. Me gusta mi pelo natural y con un corte más bien sencillo. Así soy, así me reconozco en el espejo y, a pesar de los muchos años que llevo igual, así quiero seguir sin hacerle grandes cosas más allá de sanearlo, cuando toca, siempre en luna creciente. Pero lo que sí hago es cuidarlo mucho: champús adecuados a mi tipo de cabello, vitaminas en épocas de caída, mascarilla una vez a la semana, aceites protectores y la mejor plancha styler (así se llaman ahora) a la hora de peinarme. Conocí la marca Babyliss París, de cerca y en profundidad, en un viaje a Valencia que os conté (AQUÍ) y desde entonces no uso otra (tenía dos y las he regalado). Son muchos los aspectos que destacaría de Babyliss París pero, sobre todo, me quedo con: 1. Su potencia, una sola pasada es suficiente tanto para alisar, como para rizar/ondular. 2. Su tecnología Diamond Tech que va más allá de la cerámica mejorando la conducción y uniformidad del calor. 3. Su regulador de temperatura (hasta 6 posiciones) para adaptar el calor a las características de cada cabello y a la precisión que se necesite para el peinado que vayas a hacer. 4. La rapidez con la que se calienta y se enfría. Y 5. Imposible no decirlo, es preciosa y además personalizada. 

Si, como a mí, te gusta tu pelo, lo cuidas, lo mimas y te divierte jugar con él dándole volumen, alisándolo o creando recogidos divertidos... apuesta por una buena styler y la de Babyliss París lo es. Lucirás cabello pero, además, estarás protegiéndolo y, créeme, lo agradecerás.

BABYLISS-PARIS-STYLER-PLANCHA-PELO-TALESTRIP
BABYLISS-PARIS-STYLER-PLANCHA-PELO-TALESTRIP
BABYLISS-PARIS-STYLER-PLANCHA-PELO-TALESTRIP
BABYLISS-PARIS-STYLER-PLANCHA-PELO-TALESTRIP
BABYLISS-PARIS-STYLER-PLANCHA-PELO-TALESTRIP
BABYLISS-PARIS-STYLER-PLANCHA-PELO-TALESTRIP
BABYLISS-PARIS-STYLER-PLANCHA-PELO-TALESTRIP
BABYLISS-PARIS-STYLER-PLANCHA-PELO-TALESTRIP


P.D: Pídesela a Papá Noel o a los Reyes Magos seguro que, si has sido buena, te la traen.




F O L L O W   M E   O N
Facebook  |   Bloglovin  |   Twitter  |   Instagram



No hay comentarios :

Publicar un comentario